Voces que susurran

[The Whisperers]
Año: 
2010
Género: 
Público: 
Valoración moral: 
Género: Literatura
Sin inconvenientes.
Algunos inconvenientes morales.
Presenta pasajes de cierta entidad contrarios a la fe o la moral.
Presenta pasajes escabrosos o un fondo ideológico general que puede confundir a personas con una escasa formación cristiana.
Abundan los pasajes escabrosos o un fondo ideológico contrario o extraño a los valores cristianos.
Por sus contenidos explícitos, la obra contraría la fe o la moral de la Iglesia Católica o el cristianismo en general.

La novela pertenece a la serie de Charlie Parker, que en esta ocasión investiga el suicidio de un soldado, aparentemente motivado por algún trauma bélico sufrido en Irak. Las pesquisas le llevarán a descubrir otras muertes sin sentido, un negocio de contrabando de objetos arqueológicos, y una misteriosa caja en la que hay quien oye voces que susurran. Quien conozca al personaje ya sabe qué encontrará. Connolly ha creado un mundo a medio camino entre el thriller policíaco y la novela gótica, en el que seres de carácter sobrenatural, no se sabe bien por qué, acosan al protagonista o poseen un papel relevante en los crímenes que intenta resolver. El mal, en las novelas de este autor, es una realidad personal e inaferrable, que nunca llega a comprenderse y persigue desde su abismo a los hombres. Tal contexto hace que esta serie se caracterice por un ambiente opresivo y agobiante, aunque no propiamente de terror. La violencia se describe de modo desagradable, crudo, como reflejo de ese mismo mal que se intuye y parece jugar/perseguir/castigar a los hombres. Hechas estas advertencias, estamos frente a una novela negrísima, dotada de un ritmo narrativo potente, personajes complejos y bien esculpidos, y cierta inquietud moral. Aunque el mismo planteamiento de este mundo oscuro, para nada celestial, entre fantasmas, espíritus caídos y una idea de dios más justiciera que misericordiosa, exige un lector con cierta formación y nervios templados.
J.C.E. - D.L. (2011)