Los lenguajes del deseo. Claves para orientarse en el laberinto de las pasiones

Valoración moral: 
Género: Pensamiento
Sin inconvenientes.
Requiere conocimientos generales en la materia.
Lectores con formación específica en el tema.
Presenta errores doctrinales de cierta entidad.
El planteamiento general o sus tesis centrales son ambiguos o se oponen a las enseñanzas de la Iglesia.
La obra es incompatible con la doctrina católica.

Ensayo psicológico centrado en la cuestión de cómo educar los deseos del ser humano. En los primeros capítulos Rojas distingue cinco vertientes de la afectividad y deseos con o sin amor, que después aplica a la vida cotidiana de un modo muy sugerente y, en ocasiones, incluso divertido (como al hablar de la "incultura sentimental" que manifiesta el "síndrome del mando a distancia"); esto no quita que sea serio cuando el tema lo requiere (por ejemplo, al hablar de la anorexia o bulimia).
Resulta muy positivo el modo en que el autor muestra que cabe educar los deseos mediante la formación armónica de la voluntad, la inteligencia y la afectividad. En este campo, se dan sugerencias para formar la propia interioridad en un amor que no sea ciego.
De todos modos, aunque se distinguen varias clases de deseo, la exposición alude de forma predominante al sexual. Esto se extiende también a las obsesiones estéticas referidas al cuerpo, que a su vez es considerado –dados los problemas que se analizan en el texto– principalmente como objeto de atracción erótica. Como el autor se mantiene en el ámbito médico, algunas desorientaciones relacionadas con el terreno afectivo no se valoran claramente, desde una perspectiva moral; por ejemplo, no hay ninguna referencia a la relación entre sexualidad y apertura a la fecundidad. También algunas descripciones incluidas al hablar de la industria pornográfica o similares resultan un tanto crudas.
T.R. - R.R. (2011)