No digas nada

[Say Nothing]
Año: 
2018
Género: 
Público: 
Editorial: 
Random House
Ciudad: 
Barcelona
Año de publicación: 
2020
Páginas: 
528
Valoración moral: 
Género: Literatura
Sin inconvenientes.
Algunos inconvenientes morales.
Presenta pasajes de cierta entidad contrarios a la fe o la moral.
Presenta pasajes escabrosos o un fondo ideológico general que puede confundir a personas con una escasa formación cristiana.
Abundan los pasajes escabrosos o un fondo ideológico contrario o extraño a los valores cristianos.
Por sus contenidos explícitos, la obra contraría la fe o la moral de la Iglesia Católica o el cristianismo en general.
Calidad literaria: 
Recomendable: 
Transmite valores: 
Contenido sexual: 
Contenido violento: 
Lenguaje vulgar u obsceno: 
Ideas contrarias a la doctrina de la Iglesia: 
La calificación de las distintas categorías proviene de la opinión de los colaboradores de Delibris

Patrick Radden es periodista del New Yorker y ha dedicado cuatro años a la investigación de todos los sucesos que narra. Ha llevado a cabo más de cien entrevistas y realizado siete viajes a Irlanda. Es una obra de no-ficción narrativa (periodismo narrativo), basada toda ella en hechos reales, según apunta el propio escritor. Estamos ante la historia del IRA. Afirma Patrick que "el entramado que formaban las vidas de Jean McConville, Dolours Price, Brendan Hughes y Gerry Adams me inspiró para contar una historia sobre como ciertas personas llegan a radicalizarse en su devoción a una causa".

El escritor narra, utilizando abundante documentacion, momentos importantes de la andadura del IRA: fundación, violencia, proceso de paz, entrega de armas, cuestión de los desaparecidos, prácticamente hasta la actualidad. Como información y ejemplo del ambiente de esos años, desarrolla más detalladamente un caso bastante cruel. En diciembre de 1972, varios encapuchados secuestraron a Jean McConville, viuda de 38 años, con diez hijos. Nadie dudó, en aquel barrio católico de Belfast, que se trataba de una represalia del IRA. Sin embargo, el crimen no empezó a resolverse hasta el 2003, cinco años después de los acuerdos de paz del Viernes Santo, al hallarse los restos mortales de McConville en una playa solitaria. Cuando un fiscal ordenó la investigación de algunas de las "Boston Tapes" (grabaciones auspiciadas por los jesuitas del Boston College, en las que los miembros del IRA daban cuenta de sus acciones a la posteridad), se pudo reabrir uno de los casos más crueles de la historia criminal de Irlanda del Norte: la desaparición y muerte de McConville. Patrick indaga las peculiaridades del conflicto durante las décadas 70, 80 y 90 del siglo pasado, y la evolución política y táctica del republicanismo norirlandés.

El autor menciona algunos de los personajes  importantes, como por ejemplo: Dolours Price. Sus padres (Albert y Chrissie) eran republicanos, partidarios de expulsar a los ingleses. Albert explicaba a Dolours y a sus dos hermanos cuál era el sistema más seguro de fabricar bombas caseras. Participa en atentados y se la considera una de la mujeres más peligrosas del Ulster. Poco a poco irá acercándose a posturas más pacificas. Participó en la tragedia de McConville. Gerry Adams era católico. Desde pequeño conoció el IRA. Propone una guerra larga; logra mantenerse en la sombra de todo lo que realiza el IRA, y nunca se le incriminó en nada grave. Aparecía, más bien, como  estadista político pacifista. Brendan Hughes es más partidario de la violencia, atentados, huelgas de hambre, etc....

Estamos ante un excelente libro de historia muy bien escrito y documentado, algo complejo, pues la cuestión lo requiere. Gustará especialmente a los interesados por conocer con más detalle el drama que vivió Irlanda. Tiene algunos detalles sensuales.

Autor: Ricardo Isla Bellvis, España, 2020

Reviews

Valoración moral: 

Keefe, periodista estadounidense, reconstruye la etapa más sangrienta del IRA: terribles años con continuos golpes, muertes, secuestros, asesinatos y desapariciones en Irlanda del Norte y también en Gran Bretaña; una guerra civil entre republicanos, católicos, y unionistas o lealistas, anglicanos. Aunque Keefe no quiere contar la historia y tampoco quiere decantarse por ningún bando –objetividad que mantiene en todo el libro–, en su libro ocupa una extensión mayor el IRA que el ejército británico. El relato lo centra en dos personajes: Dolours Price, joven terrorista del IRA, detenida, encarcelada e iniciadora de una huelga de hambre que tan de moda estuvieron en los años ochenta y la convirtió en un icono de la liberación para muchos; y, por otro lado, Jean McConville, protestante, viuda de un católico, y madre de diez hijos, que fue secuestrada delante de su familia sin que nadie supiera los motivos. Son muchos los personajes que transcurren alrededor de las dos protagonistas, hay momentos de interés que ayudan a comprender la personalidad de quien decide vivir pegado a un arma y dispuesto a utilizarla en cualquier momento, sin mirar a quien tiene enfrente. También se entrevé el comportamiento y defensa del ejército británico con un servicio de inteligencia y soldados jóvenes que cumplen una misión sin preguntarse mucho por las razones de hacer lo que hacen.

El ambiente es sórdido, se mezclan las ideas para justificar cualquier acción, es oscuro y se mantiene el silencio. Una palabra de más puede costar la vida, es mejor no hablar, no decir nada. Hay un tercer personaje del que se escucha mucho, pero se llega a saber poco, el conocido político Gerry Adams quien niega su pasado en el IRA, mientras hay muchos dedos que le acusan de dirigir los actos más cruentos. La iglesia Católica se ve representada por un sacerdote que conoce parte del entramado y que, sin embargo, está siempre en su lugar atendiendo a unos y a otros cuando necesitan de sus servicios espirituales. No puede faltar, muy brevemente y de pasada, un internado acusado de agresiones sexuales a sus jóvenes internos sin presentar datos fiables. La parte final del libro divaga en discusiones jurídicas a raíz de las declaraciones de ex-terroristas y ex-lealistas grabadas y guardadas en la caja fuerte del Boston College, una institución de los jesuitas en esa ciudad americana y reclamadas por la justicia británica.

Autor: Francisco Forriol, España, 2020