Rabbi Jesús de Nazaret

Año: 
2005
Género: 
Público: 
Editorial: 
BAC
Ciudad: 
Madrid
Año de publicación: 
2005
Páginas: 
224
Valoración moral: 
Género: Pensamiento
Sin inconvenientes.
Requiere conocimientos generales en la materia.
Lectores con formación específica en el tema.
Presenta errores doctrinales de cierta entidad.
El planteamiento general o sus tesis centrales son ambiguos o se oponen a las enseñanzas de la Iglesia.
La obra es incompatible con la doctrina católica.
Calidad Literaria: 
Recomendable: 
Transmite Valores: 
Contenido sexual: 
Contenido violento: 
Lenguaje vulgar u obsceno: 
Ideas contrarias a la doctrina de la Iglesia: 
La calificación de las distintas categorías proviene de la opinión de los colaboradores de Delibris

Los últimos años han sido fecundos en la aparición de Vidas de Jesús, o, mejor, de nuevas Vidas de Jesús. Tras casi cincuenta años en los que apenas tuvieron presencia en el mercado editorial, en la última década son más de una quincena los libros solventes que se han publicado en castellano. En general, estos libros son el corolario del camino que ha seguido la investigación sobre los evangelios en los últimos veinticinco años. Se puede decir que hasta 1980 a la hora de considerar la historicidad de los evangelios, en la mente de muchos seguía pesando el prejuicio bultmaniano de que los evangelios eran única y exclusivamente un testimonio de fe, de modo que nos presentaban al Cristo de la fe, pero no debíamos esperar que nos dijeran mucho sobre el Jesús de la historia. Sin embargo, en las últimas décadas el horizonte ha cambiado. Los descubrimientos de la arqueología y un mejor conocimiento de la literatura rabínica -y de otros grupos judíos como el de Qumram- han puesto de manifiesto la coherencia del ambiente de aquel momento histórico con el que se respira en los evangelios. La conclusión es que, también desde el punto de vista histórico, podemos saber mucho de Jesús; es más, los evangelios, si bien están escritos por hombres de fe, son también memoria histórica de hechos y palabras que acontecieron en un momento determinado de la historia.

Con este bagaje algunos autores escriben obras que pueden encuadrarse en lo que se denomina Jesús histórico. Con la ayuda de la arqueología, de los documentos independientes -es decir, los que no provienen del canon de Nuevo Testamento-, y de la aplicación de los criterios de historicidad, escriben una vida de Jesús en la que el historiador, a la vista de su examen, decide qué elementos de los evangelios provienen de Jesús mismo y qué otros elementos no vienen de Jesús sino de la predicación de la Iglesia. Obviamente, estos segundos, tras ser examinados, no entran en la elaboración biográfica. A muchos lectores esta distinción, siendo coherente con el proceder establecido, nos les parece correcta, pues, al fin y al cabo, aquí el investigador se atribuye la decisión de decidir qué es de Jesús y qué proviene de la comunidad. Además, no son pocos los casos en los que los nuevos descubrimientos arqueológicos y textuales han reafirmado el valor de muchos pasajes que antes habían sido denostados históricamente mediante argumentos literarios. Por eso, otros investigadores eligen un camino distinto en la exposición de la vida de Jesús. Se trata ahora de presentar el contexto del judaísmo del siglo I para ver, a la luz de los evangelios, la significación y la trascendencia que tienen las palabras y los gestos de Jesús narrados en los relatos evangélicos. Éste el es camino que elige F. Varo. (…).

No estamos ante un estudio pormenorizado de todo el evangelio. Una obra de este tipo tendría que tratar todas las enseñanzas de Jesús recogidas en los evangelios, y estudiar con una discusión precisa cada uno de los textos. Este libro, en cambio, pretende que el lector sea capaz de leer el texto de los evangelios de una manera culta, y también que pueda revivir el ambiente en el que enseñó y actuó Jesucristo.

El volumen se acompaña de una amplia Bibliografía (pp. XV- XXII), dividida en dos capítulos -Fuentes y Estudios-, y las afirmaciones del cuerpo del texto se fundan muchas veces en notas a pie de página -no muchas, entre dos y seis por página. Sin embargo, el tono del libro es didáctico, y el estilo ágil y vivo. El autor conoce bien el contexto judío y conoce también la investigación moderna sobre los evangelios. Sobre este fondo compone una exposición bien trabada, evitando el embrollo y la discusión, en la que, si algo hay que destacar, es la amenidad.

Ciertamente, como lo prueban la cantidad de libros que aparecen en el mercado editorial y que abordan a Jesús en su tiempo, se podrían haber escogido otros muchos caminos: la biografía, el estudio crítico de cada pasaje, etc. El autor ha elegido uno que muchos lectores le agradecerán: la exposición divulgativa, pero rigurosa.

V.B. (España, 2016)

Reviews

Valoración moral: 

En este libro el autor expone el contexto histórico y cultural del judaísmo en el siglo I de nuestra era, es decir, arroja luz sobre la figura de Jesús de Nazaret, con el propósito de facilitar la comprensión de sus palabras y sus gestos. No estamos ante un estudio pormenorizado del texto sagrado, sino ante una introducción que busca capacitar al lector para leer los Evangelios de una manera culta, y así poder revivir el ambiente en el que enseñó y actuó Jesucristo sobre la base de la verdad histórica. El autor conoce bien la investigación moderna sobre los Evangelios, y por ello es capaz de conciliar la amenidad y sencillez en la exposición –es amable el tono didáctico y divulgativo– con el rigor científico. 

Autor: Felipe Izquierdo, Chile, 2019