La última copa

[Nüchtern]
Año: 
2014
Género: 
Público: 
Editorial: 
Libros del Asteroide
Ciudad: 
Barcelona
Año de publicación: 
2020
Páginas: 
187
Valoración moral: 
Género: Pensamiento
Sin inconvenientes.
Requiere conocimientos generales en la materia.
Lectores con formación específica en el tema.
Presenta errores doctrinales de cierta entidad.
El planteamiento general o sus tesis centrales son ambiguos o se oponen a las enseñanzas de la Iglesia.
La obra es incompatible con la doctrina católica.
Calidad Literaria: 
Recomendable: 
Transmite Valores: 
Contenido sexual: 
Contenido violento: 
Lenguaje vulgar u obsceno: 
Ideas contrarias a la doctrina de la Iglesia: 
La calificación de las distintas categorías proviene de la opinión de los colaboradores de Delibris

El escritor y periodista alemán Daniel Schreiber (Mecklemburgo, 1977) nos ofrece, a modo de ensayo, una breve autobiografía de su adicción al alcohol y posterior desintoxicación. Comenzó a beber desordenadamente de joven, y durante unos quince años fue un gran bebedor, hasta que luchó contra la adicción y lo dejó. Dice: "la bebida oculta que algo no va bien"; "La bebida acalla el ruido de la cabeza". Pero, quizás, la idea más interesante, por reciente, es que la dependencia, la adicción es una enfermedad neurológica. Afirma: "Es un hecho que el cerebro humano no puede "olvidar" la adicción, pero también que la terapia, la meditación, el deporte y un análisis consciente de las consecuencias de nuestro consumo de alcohol, dejan huellas concretas en nuestro cerebro". Es posible curarse, pero casi nunca solo, necesita ayuda externa: amigos, familiares, Alcohólicos Anónimos, etc.

De todas formas, es un tema grave. El escritor dice: "la dependencia es una enfermedasd que abarca mucho más que la ingesta de bebidas alcohólicas o el consumo de determinadas drogas. Sus códigos neurológicos perduran toda la vida. La voz de la adicción se dejará oír una y otra vez (...) Para los adictos, el consumo de alcohol o de drogas está grabado bioquímicamente en los ciclos neurológicos de su cerebro". El autor culpa, en parte, de este desorden "a la sociedad del estrés, con sus presiones de éxito y de autooptimización (...). Sin una válvula de escape, sin su poderosa función como elemento de desconexión, nuestro sistema económico y laboral probablemente no funcionaría" (se refiere al alcohol). Cuando el escritor se curó escribía "disfruto de momentos mejores que los de antes, me divierto de un modo más natural, libre del sentimiento de culpa o de vergüenza, con un equilibrio auténtico, e instantes de verdadera dicha". En definitiva  "la dependencia es una enfermedad, para la que existe cura. En mi caso, paso la mayor parte del tiempo sin acordarme de que una vez tuve un problema con al alcohol". Es una buena obra divulgativa y positiva —con una amplia bibliografía— sobre el alcoholismo y su curación. Resulta interesante y estimulante su testimonio, y los datos científicos que aporta, sobre un tema delicado en la historia cultural de nuestro tiempo. Está bien escrito y se lee con fluidez; hay algunos detalles sensuales. 

Autor: Ricardo Isla Bellvis, España, 2020