La pequeña crónica de Ana Magdalena Bach

[Die Kleine chronik der Ana Magdalena Bach ]
Año: 
1925
Género: 
Público: 
Tags: 
Editorial: 
Juventud
Ciudad: 
Madrid
Año de publicación: 
2003
Páginas: 
190
Valoración moral: 
Género: Pensamiento
Sin inconvenientes.
Requiere conocimientos generales en la materia.
Lectores con formación específica en el tema.
Presenta errores doctrinales de cierta entidad.
El planteamiento general o sus tesis centrales son ambiguos o se oponen a las enseñanzas de la Iglesia.
La obra es incompatible con la doctrina católica.
Calidad literaria: 
Recomendable: 
Transmite valores: 
Contenido sexual: 
Contenido violento: 
Lenguaje vulgar u obsceno: 
Ideas contrarias a la doctrina de la Iglesia: 
La calificación de las distintas categorías proviene de la opinión de los colaboradores de Delibris

Es un libro delicioso sobre Juan Sebastián Bach. Sobresale la dulzura en el relato de la vida del genio musical y humano; es una narración con un fuerte romanticismo. Se podría incluir en las biografías o en las historias noveladas, bien documentada. Es un libro de amor profundo, de recuerdos y de cómo escribía su música. La vida entera de Bach fue un empeño de cantar a Dios. El estilo es muy agradable, intimista y doméstico, lleno de nostalgia. Resalta su grandeza de carácter, su fuerza de voluntad y la bondad de su corazón. 

En 1925 apareció en alemán la primera edición, de forma anónima. Por las ventas que alcanzó,  la autora -Esther Meynell- decidió darse a conocer 9 años después. La escribió para que pareciera real que la narradora era la segunda esposa del gran músico después de enviudar. Este hecho ha dado lugar a algunas confusiones en distintas ediciones, tanto en alemán, como en inglés e incluso en las primeras traducciones al castellano. 

La obra es rica en detalles sublimes de su adorado esposo, su vida en familia, su forma de componer….. tiene una poderosa carga emocional. Ana Magdalena fue una esposa fiel y enamorada a prueba de fuego. Escribe con gran entusiasmo de Juan Sebastián (1685-1750)  y sus defectos, que los relata, casi pasan ocultos por la comprensión con que los trata. Le tiene una auténtica veneración a quien fue buen esposo, buen padre, buen maestro y profundamente religioso; también le interesaban las obras de teología. Se recoge el entusiasmo y fervor que le profesaban la mayoría de sus alumnos. Recomendable para todo público, la disfrutarán especialmente los amantes de la música.

Autor: Marcela Navarro Hernández , México
Fecha de actualización: Jul 2024