La Huelga General

Año: 
1991
Género: 
Público: 
Valoración moral: 
Género: Literatura
Sin inconvenientes.
Algunos inconvenientes morales.
Presenta pasajes de cierta entidad contrarios a la fe o la moral.
Presenta pasajes escabrosos o un fondo ideológico general que puede confundir a personas con una escasa formación cristiana.
Abundan los pasajes escabrosos o un fondo ideológico contrario o extraño a los valores cristianos.
Por sus contenidos explícitos, la obra contraría la fe o la moral de la Iglesia Católica o el cristianismo en general.

Edición no venal que contiene, junto a la novela corta "La huelga general", los relatos breves "Una invasión sin precedentes" y "La fuerza de los fuertes".

"La huelga general" plantea imaginariamente lo que ocurriría en Estados Unidos (estamos a comienzos del siglo XX, antes de la I Guerra Mundial) con una huelga general salvaje, organizada por un sindicato obrero que se apodera con ella de todos los resortes económicos. Para el autor sería esta la manera de que los capitalistas comprendieran en su propia piel lo que hacen sufrir a los obreros con sus injusticias. Tras este “examen de conciencia realista”, Jack London no aventura si la lección servirá para algo.

"Una invasión sin precedentes" es un ejercicio de profecía política, que glosa la conocida sentencia de Napoleón “cuando China despierte, el mundo temblará”. London describe antes de su proprio fallecimiento (en 1916) lo que sucederá en 1976, con una China pujante que por mera presión demográfica conquista y asimila civilizaciones. Es interesante comprobar, post factum, los aciertos y previsiones contenidos en este relato breve, sobre todo la obvia lección de la ruina que conlleva toda restricción de la natalidad.

"La fuerza de los fuertes" adopta el formato de apólogo chino, o fábula primitiva en la que el anciano aconseja normas de prudencia a los nietos que cuida. Estamos en la edad de las cavernas, y el viejo “Barba-Larga” les explica, con criterios de evolucionismo social, las normas que hacen poderosa a la tribu que les protege: la fuerza de los fuertes está en la comunicación social de los saberes.

F.J. (España, 2015)