Jane Eyre

Año: 
1847
Género: 
Público: 
Editorial: 
Penguin
Año de publicación: 
2009
Páginas: 
670
Valoración moral: 
Género: Literatura
Sin inconvenientes.
Algunos inconvenientes morales.
Presenta pasajes de cierta entidad contrarios a la fe o la moral.
Presenta pasajes escabrosos o un fondo ideológico general que puede confundir a personas con una escasa formación cristiana.
Abundan los pasajes escabrosos o un fondo ideológico contrario o extraño a los valores cristianos.
Por sus contenidos explícitos, la obra contraría la fe o la moral de la Iglesia Católica o el cristianismo en general.
Calidad Literaria: 
Recomendable: 
Transmite Valores: 
Contenido sexual: 
Contenido violento: 
Lenguaje vulgar u obsceno: 
Ideas contrarias a la doctrina de la Iglesia: 
La calificación de las distintas categorías proviene de la opinión de los colaboradores de Delibris

Escrita en primera persona, con una prosa cuidada y bella. Jane es una muchacha huérfana inglesa, que comienza a trabajar como institutriz de los hijos de un rico noble. Ella se enamora del dueño de casa, y él le corresponde; pero cuando se van a casar, una serie de sucesos misteriosos se lo impide. Combina una profunda introspección, varios retratos psicológicos, buenas descripciones de paisajes, referencias literarias y reflexiones éticas.

Novela sobre la vida de Jane, una muchacha inglesa, huérfana, que es internada en un orfelinato hasta que empieza a trabajar como institutriz. En la casa se enamora del dueño, que le corresponde. Cuando se van a casar, una serie de sucesos misteriosos se lo impide. Es una novela romántica, típica del siglo XIX. Está escrita en primera persona, tiene muchos aspectos autobiográficos y con una prosa cuidada y de gran belleza; combina introspección, retrato psicológico, descripciones paisajísticas, referencias literarias, intriga, elementos visionarios y reflexiones éticas. Mantiene su atractivo a pesar del paso del tiempo y se lee con facilidad. Esta obra de Charlotte Brontë (1816-1855) que se presentó con el seudónimo Currer Bell, Lord Charles, para esconder su autoría femenina, tuvo mucho éxito y se hizo muy popular; se ha reeditado y traducido a muchos idiomas y se han hecho adaptaciones para niños. Se ha llevado al cine y al teatro.

M.L. (España, 2015)