Filosofía de la vida cotidiana

Valoración moral: 
Género: Pensamiento
Sin inconvenientes.
Requiere conocimientos generales en la materia.
Lectores con formación específica en el tema.
Presenta errores doctrinales de cierta entidad.
El planteamiento general o sus tesis centrales son ambiguos o se oponen a las enseñanzas de la Iglesia.
La obra es incompatible con la doctrina católica.

Todos llevamos un filósofo dentro. Las cosas nos interrogan, nos pellizcan, nos buscan. Un cruce de miradas, un bostezo, pueden ser, a veces, enciclopédicos. Un mal paso, quizá, un bosque de dudas. El cerebro no para. La imaginación no se detiene. Es importante descubrir las respuestas adecuadas para disfrutar al máximo de cada paso del camino.
L.P. (Italia, 2017)

Brevísimos ensayos de carácter filosófico sobre temas de la vida cotidiana: el arte de invitar, la felicidad y el sufrimiento, el deporte y la deportividad, la pasión de jugar, etc. En ellos se recogen sugerencias y enfoques sencillos y profundos -una filosofía auténticamente práctica-, de modo casi coloquial, ya que en su mayoría se trata de adaptaciones de conferencias pronunciadas ante públicos muy variados.
Como argumento de fondo, destaca un concepto altamente positivo del hombre y de sus manifestaciones más cotidianas. Ahí donde lo afirmado puede reconducirse a autores clásicos y contemporáneos, el autor lo aprovecha y así encontramos citas de especial interés de filósofos como Platón, Cicerón, Séneca, por un lado, y Heidegger, Kierkegaard, von Hildebrandt, entre varios más, por otro. De todas formas, la aportación personal del autor está presente en toda la obra: muy vital y llena de agudeza a la hora de describir temas tan humanos como el aburrimiento, la finura de espíritu, el corazón y los sentimientos. El enfoque es profundamente cristiano.
M.P.C. (2007)