En lugar seguro

[Crossing to Safety]
Año: 
1987
Género: 
Público: 
Editorial: 
Libros del Asteroide
Año de publicación: 
2016
Páginas: 
392
Valoración moral: 
Género: Literatura
Sin inconvenientes.
Algunos inconvenientes morales.
Presenta pasajes de cierta entidad contrarios a la fe o la moral.
Presenta pasajes escabrosos o un fondo ideológico general que puede confundir a personas con una escasa formación cristiana.
Abundan los pasajes escabrosos o un fondo ideológico contrario o extraño a los valores cristianos.
Por sus contenidos explícitos, la obra contraría la fe o la moral de la Iglesia Católica o el cristianismo en general.
Calidad literaria: 
Recomendable: 
Transmite valores: 
Contenido sexual: 
Contenido violento: 
Lenguaje vulgar u obsceno: 
Ideas contrarias a la doctrina de la Iglesia: 
La calificación de las distintas categorías proviene de la opinión de los colaboradores de Delibris

Tras un viaje de varios días en coche desde Nuevo México, un conocido escritor, Larry Morgan y su esposa Sally llegan a Battell Pond, para reunirse con sus amigos Sid Lang, un profesor universitario de Literatura, y su esposa Charity, que está a punto de morir a causa de un cáncer. Una vez instalados, Larry rememora la historia de la amistad entre ambos matrimonios. Mientras avanzan las páginas, contemplamos las diversiones, sufrimientos, trabajos, nacimientos, enfermedades de dos familias sólo separadas por la distancia.

La novela muestra los momentos más destacados de una amistad; un relato de los instantes que han quedado grabados más fuertemente en la memoria de Larry Morgan e incluso de algunos que él no ha vivido directamente, pero que se permite imaginar por el profundo conocimiento que tiene de sus amigos. El estilo es sencillo, sin que esto implique una falta de cuidado en el lenguaje. El tema de la novela es sin duda alguna el del amor, y más concretamente, el amor de amistad que el escritor aborda de modo fuerte. No es una relación en la que todo fluye de un modo sencillo. Hay momentos en los que las relaciones son más difíciles, otros en los que se produce un choque entre los caracteres de Larry y Charity. Pero ante todo se respira una gran alegría y placer, una gran sorpresa por el milagro de que sea posible que exista una relación tan profunda como la que se da entre ellos.

Nos encontramos ante una novela casi exquisita, en la que lo único que desentona desde el punto de vista moral es la actitud de Charity ante la muerte: ésta es sólo un elemento más en la vida, que ella puede manejar a su antojo. Así, consigue que el médico se comprometa a no darle alimentación en caso de quedar inconsciente y ella misma tira la comida durante unos días para agilizar su muerte. Aunque esta actitud suscita discusiones entre los protagonistas, acaba quedando como una muestra más de la humanidad del personaje.

M.L. (2009)