El solterón

[Der Hagestolz]
Año: 
1844
Género: 
Público: 
Editorial: 
Impedimenta
Ciudad: 
Madrid
Año de publicación: 
2009
Páginas: 
149
Valoración moral: 
Género: Literatura
Sin inconvenientes.
Algunos inconvenientes morales.
Presenta pasajes de cierta entidad contrarios a la fe o la moral.
Presenta pasajes escabrosos o un fondo ideológico general que puede confundir a personas con una escasa formación cristiana.
Abundan los pasajes escabrosos o un fondo ideológico contrario o extraño a los valores cristianos.
Por sus contenidos explícitos, la obra contraría la fe o la moral de la Iglesia Católica o el cristianismo en general.
Calidad literaria: 
Recomendable: 
Transmite valores: 
Contenido sexual: 
Contenido violento: 
Lenguaje vulgar u obsceno: 
Ideas contrarias a la doctrina de la Iglesia: 
La calificación de las distintas categorías proviene de la opinión de los colaboradores de Delibris

Esta excelente novela corta es del autor austriaco de la antigua bohemia Adalbert Stifter. Nació en Oberplan, actual Chequia, en 1805, y se suicidó en 1868, como consecuncia de graves depresiones. Esta obra se puede encuadrar en el romanticismo de la época: la prosa es sencilla, con vibraciones poéticas; más que en la sencilla trama hay que fijarse en la cuidada ambientación, en el colorido de los paisajes y en la psicología de los personajes. Es la primera vez que se traduce al castellano.

Victor perdió en su infancia a la madre, y quedó confiado a una madrastra que ya había tenido una hija, Hanna, de su primer marido. Al poco tiempo, muere el padre, pero la madastra, que tiene una gran corazón, educa a Victor junto con  su hija Hanna, como si fueran hermanos. La vida de Victor es sencilla: paseo bajo la luna, comidas compestres, etc. Pero, en los ratos libres, se siente desgraciado (romanticismo); así se lo dice a Hanna que queda extrañada, pues no le falta de nada. Jura además que nunca se casará.  A los 18 años busca un empleo a través de un tío que vive en una isla en medio de un lago de montaña. Tras bastantes jornadas a pie se encontrarán y hablarán tranquilamente de su futuro. El tío le dice, entre otras cosas, que no hay nada peor en la vida que morir sin dejar descendencia. Por otra parte, Victor es el alegre inicio de la vida y el tío es la degradación de la carne. Juventud y vejez no son compatibles: lo mejor es que Victor se vaya con sus proyectos y haga su vida. Como consecuencia de esta estancia con su tío, encuentra más el sentido a su vida.

Aunque el final es algo previsible, se disfruta con la lectura. Esta muy bien escrita, con gran riqueza de vocabulario, buenas descripciones. Sabe también transmitir emociones y buenos sentimientos que surgen no sin esfuerzo. No tiene inconvenientes. Deja buen sabor.

Autor: Ricardo Isla Bellvis, España, 2020