El olvido que seremos

[El olvido que seremos]
Año: 
2006
Género: 
Público: 
Editorial: 
Alfaguara
Ciudad: 
Barcelona
Año de publicación: 
2017
Páginas: 
319
Valoración moral: 
Género: Literatura
Sin inconvenientes.
Algunos inconvenientes morales.
Presenta pasajes de cierta entidad contrarios a la fe o la moral.
Presenta pasajes escabrosos o un fondo ideológico general que puede confundir a personas con una escasa formación cristiana.
Abundan los pasajes escabrosos o un fondo ideológico contrario o extraño a los valores cristianos.
Por sus contenidos explícitos, la obra contraría la fe o la moral de la Iglesia Católica o el cristianismo en general.
Calidad literaria: 
Recomendable: 
Transmite valores: 
Contenido sexual: 
Contenido violento: 
Lenguaje vulgar u obsceno: 
Ideas contrarias a la doctrina de la Iglesia: 
La calificación de las distintas categorías proviene de la opinión de los colaboradores de Delibris

Hector Abad Gómez dedicó, los últimos años de su vida, hasta la misma noche en que cayó asesinado en Medellín, a diversas cuestiones humanas. El olvido que somos es la reconstrucción amorosa, paciente, detallada de un personaje. Era una persona tierna, sensible. de memoria apasionada. En definitiva, es un canto al amor del hijo por su padre. Pero es también el recuerdo de una ciudad, de una familia y de una evocación melancólica de los niños. El 25 de agosto de 1987, el médico, e interesado por diversos temas humanos es asesinado en Medellín.

El olvido que seremos es una biografía novelada, escrita por su propio hijo. En el fondo es un personaje contradictorio: su corazón es cristiano, pero la cabeza desvaría hacia oscuros materialismos. Es decir: cristiano de religión, marxista en economía, y libertad en política. La falta de armonía entre la cabeza y el corazón suele traer malas consecuencias. Como decimos, Hector es una persona bondadosa, de buen corazón: "Si quieres que tu hijo sea bueno, hazle feliz, si quieres que sea mejor, hazle más feliz" -!A este niño le falta mano dura!- Si le hace falta para eso está la vida que acaba dándonos a todos; la vida es más que suficiente, y yo no le voy ayudar. Era médico y para conocer el dolor ibamos a un barrio pobre de Medellín, sin hospital, ni medios. Había que dignificar la medicina: hambre, higiene, educación, etc. Que pena que una persona con tan buen corazón tenga las ideas tan confusas y tan erróneas.

Tras una epoca feliz, su hija Marta, la mejor estudiante muere por un melanoma. El presente y el pasado de mi famillia se partieron en dos con la desoladora muerte de Marta y un futuro distinto para todos. Veinte años más tarde mi mamá, a pesar de hacer sido educada por el Sr. Arzobispo con las reglas más estrictas del catecismo, repitió la historia de su madre, de su abuela, como soltando amarras, .... Es lamentable constatar la falta de obediencia a las autoridades eclesiaticas, en bastantes momentos y circunstacias. No tiene inconvenientes formales. Está bien escrita, es ágil, resulta interesante y  por momentos es conmovedora, a pesar de todo.

Autor: Ricardo Isla Bellvis, España, 2021

Reviews

Valoración moral: 

El libro es un grito que sale del alma al recordar la figura paterna, llena de obras humanas buenas; es la plasmación del profundo dolor producido por su muerte, fruto del compromiso con causas sociales. La postura frente al catolicismo es ambivalente: por un lado, el autor -y su padre- manifiestan una gran admiración por Jesucristo y por la defensa que Tomás de Aquino hace de la razón; por otro, hay fuertes criticas a documentos del Magisterio y a eclesiásticos, por sus pronunciamientos en temas doctrinales y -sobre todo- morales. Al final, la posición vital que reflejan estas páginas es de un ateísmo práctico, en el que se reconocen algunos elementos de humanismo cristiano. El tono es algo desesperanzado, debido el aparente triunfo del mal en la sociedad.

Autor: , 2021