El mismo sitio, las mismas cosas

[Same place, same things]
Año: 
1996
Género: 
Público: 
Editorial: 
La Huerta Grande
Año de publicación: 
2017
Páginas: 
302
Valoración moral: 
Género: Literatura
Sin inconvenientes.
Algunos inconvenientes morales.
Presenta pasajes de cierta entidad contrarios a la fe o la moral.
Presenta pasajes escabrosos o un fondo ideológico general que puede confundir a personas con una escasa formación cristiana.
Abundan los pasajes escabrosos o un fondo ideológico contrario o extraño a los valores cristianos.
Por sus contenidos explícitos, la obra contraría la fe o la moral de la Iglesia Católica o el cristianismo en general.
Calidad literaria: 
Recomendable: 
Transmite valores: 
Contenido sexual: 
Contenido violento: 
Lenguaje vulgar u obsceno: 
Ideas contrarias a la doctrina de la Iglesia: 
La calificación de las distintas categorías proviene de la opinión de los colaboradores de Delibris

A Gautreaux (Morgan City, Luisiana, 1947) se le ha comparado a menudo con Flannery O’Connor, por su catolicismo y por los dilemas morales a los que enfrenta a sus personajes. Pero, a diferencia de la escritora de Georgia, los protagonistas de los relatos de Gautreaux son más proclives a aceptar la gracia que se les ofrece.

El mismo sitio, las mismas cosas reune doce historias de gente normal que se ve en la tesitura de tener que tomar decisiones ante las encrucijadas —extraordinarias o no tan extraordinarias— que en ocasiones plantea la vida. Gautreaux crea unos personajes muy cercanos, por muy humanos, con los que el lector se identifica; y los sitúa en contextos duros, que una visión optimista y esperanzada consigue atemperar, sin que falte en ocasiones un perspicaz sentido del humor. Todo ello escrito en una prosa muy cuidada, de ritmo poético y reflexión aguda y bien engarzada.

J.R. (España, 2018)

Reviews

Valoración moral: 

Colección de doce relatos, que por primera vez se editan en castellano, que presentan unos personajes magistralmente esbozados con pocos trazos, el paisaje es la cuenca del Mississipi y sus gentes, las historias están llenas de sorpresas y de tipos que recuerdan de algún modo a los de Flannery O’Connor. El fondo es una visión cristiana de la vida, que mira con misericordia los avatares de los seres humanos, a veces duros, durísimos; y otras veces, amables, extraños o errados por una libertad mal empleada… Son personajes que buscan ser felices, unas veces por caminos acertados y otras por senderos muy equivocados, pero la mirada de Tim Gautreaux no se queda en la superficie, profundiza con ternura y con cierto buen humor en lo hondo de cada personaje y lo saca a la luz de un texto muy cuidado, terso y bello como deben ser los inmensos paisajes de esas tierras. Y en cada relato el lector sale de algún modo transformado, con ganas de ser mejor.

Autor: José Ignacio Peláez Albendea, España, 2018