El líder que no tenía cargo

[The leader who had no title ]
Año: 
2009
Género: 
Público: 
Editorial: 
Grijalbo
Ciudad: 
México
Año de publicación: 
2010
Páginas: 
272
Valoración moral: 
Género: Pensamiento
Sin inconvenientes.
Requiere conocimientos generales en la materia.
Lectores con formación específica en el tema.
Presenta errores doctrinales de cierta entidad.
El planteamiento general o sus tesis centrales son ambiguos o se oponen a las enseñanzas de la Iglesia.
La obra es incompatible con la doctrina católica.
Calidad literaria: 
Recomendable: 
Transmite valores: 
Contenido sexual: 
Contenido violento: 
Lenguaje vulgar u obsceno: 
Ideas contrarias a la doctrina de la Iglesia: 
La calificación de las distintas categorías proviene de la opinión de los colaboradores de Delibris

El contenido se expresa bien en el subtítulo: Una fábula moderna sobre el líder en la empresa y en la vida. Se trata del liderazgo centrado en la persona. El objetivo del autor es doble, transmitir que todo el mundo puede ser un líder y que todos los trabajos son importantes. El autor descubrió algunos secretos para lograr el éxito empresarial y una vida plena y los quiere compartir: lo hace a través de un relato o viaje ficticio. Brinda las herramientas y estrategias para alcanzar la felicidad o para ser un líder sin cargo (LSC). Quizá el más importante es el de dar lo mejor que uno tiene en el trabajo amando lo que se hace y poniendo esfuerzo, concentración y perseverancia. 

Parecen interesantes otras ideas que subraya, señalo algunas. Hay que dejar el ego a un lado, saber perdonar y tener relaciones más profundas con las personas. Para crecer se requiere cambiar en lo que sea necesario, vencer la comodidad, los miedos y las debilidades. Aprender a reconocer la excelencia de los demás, estimar y cuidar a los que nos rodean. La reflexión, el silencio, la escucha y la gratitud harán que seamos mejores personas que es la condición para poder ser líder. Las actitudes que más ayudan a los otros son la humildad, la autenticidad, la sinceridad, la integridad, la paciencia y el buen humor que llevan a relativizar los problemas y a buscar las mejores soluciones. No hay nadie que no sea valioso. Cuando cada uno practique estos principios se creará un mundo mejor. El principal error de nuestro tiempo es dar más valor a las cosas que a las personas.

La narración es al estilo “hollywood”, con exageración, opulencia y glamour. El contenido es recomendable.
 

Autor: Marcela Navarro Hernández , México
Fecha de actualización: Abr 2023