Duma Key

Año: 
2008
Género: 
Público: 
Valoración moral: 
Género: Literatura
Sin inconvenientes.
Algunos inconvenientes morales.
Presenta pasajes de cierta entidad contrarios a la fe o la moral.
Presenta pasajes escabrosos o un fondo ideológico general que puede confundir a personas con una escasa formación cristiana.
Abundan los pasajes escabrosos o un fondo ideológico contrario o extraño a los valores cristianos.
Por sus contenidos explícitos, la obra contraría la fe o la moral de la Iglesia Católica o el cristianismo en general.

Libro de terror, misterio y suspense, con un recurso continuo a muertos vivientes vengativos, animales inteligentes sanguinarios, piratas que quieren llevarse esclavos al inframundo, y toda la imaginería clásica de los libros del género. Edgard Fremantle, constructor al que le van bien las cosas, salvo su matrimonio -acaba de divorciarse-, sufre un grave accidente. Ha perdido un brazo y decide trasladarse a Duma Key (un cayo en la Florida, con viejas casonas y una vegetación tropical), como terapia de recuperación. Se dedica a pintar y nota una extraña excitación, que le mueve a una productividad sobrehumana, en el dibujo obsesivo de cuadros cargados de intensidad estética, sobrecogedores para todo el que los mira: paisajes surrealistas, mares embravecidos, niñas que se ahogan, calaveras flotantes… El desarrollo de la acción se carga de presagios de una maldición terrible. Los seres misteriosos invaden la mente del pintor y le comunican sus experiencias condicionando lo que pinta: el proprio pintor, estudiando después sus cuadros, deduce los mensajes: puede incluso predecir el futuro y curar a distancia. Pero también nota que todo esto no lo puede controlar y puede ser dañino. No tiene límites a la hora de eliminar a quien sea. 

La vida moral de algunos personajes no es ejemplar y el vocabulario empleado en la traducción castellana para algunas palabras malsonantes puede resultar molesto. 

F.J. (2014)