Ciberíada

[Cyberiada]
Año: 
1965
Género: 
Editorial: 
Alianza Editorial
Ciudad: 
Madrid
Año de publicación: 
2015
Páginas: 
304
Valoración moral: 
Género: Literatura
Sin inconvenientes.
Algunos inconvenientes morales.
Presenta pasajes de cierta entidad contrarios a la fe o la moral.
Presenta pasajes escabrosos o un fondo ideológico general que puede confundir a personas con una escasa formación cristiana.
Abundan los pasajes escabrosos o un fondo ideológico contrario o extraño a los valores cristianos.
Por sus contenidos explícitos, la obra contraría la fe o la moral de la Iglesia Católica o el cristianismo en general.
Calidad literaria: 
Recomendable: 
Transmite valores: 
Contenido sexual: 
Contenido violento: 
Lenguaje vulgar u obsceno: 
Ideas contrarias a la doctrina de la Iglesia: 
La calificación de las distintas categorías proviene de la opinión de los colaboradores de Delibris

Ciberíada es una colección de cuentos de ciencia ficción. Es una continuación, más elaborada, de Fábulas de robots. Cada capítulo desarrolla una aventura diferente de dos robots constructores, Trurl y Clapaucio, que viajan por el universo, para atender los encargos que les han hecho. Se trata de una época en la que coexisten los robots y los seres de carne y hueso. Trurl y Clapaucio pueden fabricar prácticamente cualquier cosa que se les ocurra y llegar a manipular la materia y la energía para casi cualquier propósito. A lo largo de las historias de Ciberíada, desfilan reyes, consejeros reales y princesas; y en uno de los cuentos, hasta dragones. En lo que respecta a la técnica, también es de tipo medieval fantástico: un mundo de espadas, corceles robóticos y horcas, en el que a la vez hay viajes, armas y dispositivos futuristas. Los cuentos de Ciberíada tratan aspectos psicológicos y de dinámica social. Trurl y Clapaucio se esfuerzan, como nuevos caballeros andantes, en neutralizar el poder de los déspotas.

Aunque los seis primeros cuentos no ofrecen inconveniente a lectores cultos (se necesita, no obstante, un cierto conocimiento de física y matemáticas modernas, para disfrutar de esta literatura), poco a poco, al mismo ritmo en que se acepta la validez del evolucionismo, el lector queda preparado para digerir sin sobresaltos el mensaje básico de los dos últimos relatos: materialismo relativista, ateísmo, crítica a la religión cristiana (que nunca se menciona) y, en la base, la aceptación del inmanentismo, que da estatuto de realidad a lo pensado o a lo que cumple "condiciones de posibilidad". Es posible que, para lectores superficiales, la lectura del libro deje sólo la impresión de lo vano de la busqueda de la felicidad por medios técnicos. En la página final del penúltimo cuento aparece esta frase significativa, que revela el pensamiento de fondo de la novela: "Vete en paz, amigo y sigue ocultando al mundo las verdades demasiado crueles para él y dándoles, para disimular, el aspecto de cuentos".

F.J. (2014)