Buenas noches, niños

[Good night, children ]
Año: 
1948
Género: 
Público: 
Editorial: 
Aguilar
Ciudad: 
Madrid
Año de publicación: 
1962
Páginas: 
68
Valoración moral: 
Género: Literatura
Sin inconvenientes.
Algunos inconvenientes morales.
Presenta pasajes de cierta entidad contrarios a la fe o la moral.
Presenta pasajes escabrosos o un fondo ideológico general que puede confundir a personas con una escasa formación cristiana.
Abundan los pasajes escabrosos o un fondo ideológico contrario o extraño a los valores cristianos.
Por sus contenidos explícitos, la obra contraría la fe o la moral de la Iglesia Católica o el cristianismo en general.
Calidad Literaria: 
Recomendable: 
Transmite Valores: 
Contenido sexual: 
Contenido violento: 
Lenguaje vulgar u obsceno: 
Ideas contrarias a la doctrina de la Iglesia: 
La calificación de las distintas categorías proviene de la opinión de los colaboradores de Delibris

Obra teatral, en tres actos y un prólogo, que el autor subtitula “comedia de la radiodifusión”, estrenada en febrero de 1942 y retirada del cartel tras contadas representaciones. Quizá su escaso éxito por entonces se debió a la situación por la que esos años pasaba Inglaterra, en plena II Guerra Mundial, con la clara necesidad de apoyar a la famosa BBC.

Priestley, en esta comedia, ironizará constantemente, con su imaginaria English Broadcasting Company en el remoto condado de Barset, las tribulaciones de una emisora local que ha de secundar obligatoriamente las instrucciones de la BBC central, con sus producciones que provocan un Bostezo Atroz Rural Soporífero, según el anagrama de Barset. La parodia burlesca transcurre en los estudios locales, incapaz de solventar a derechas la emisión programada con actores advenedizos, efectos especiales arbitrarios y montaje siempre improvisado: una “casa de Tócamerroque” en la que nunca se sabe lo que sucederá en el minuto siguiente, ya on the air. El director de escena, ante los fallos del sistema, decide que se emborrachen todos, pues quizá así saldrá mejor: nunca realizaremos este programa estando sobrios (parlamento de Tristán, Acto III)

La tesis final, sin embargo, será que la radio es algo espléndido, pero necesita gente abnegada, enamorada de ese medio y con el talento suficiente.

Autor: Fernando Jadraque Sánchez, España, 2020