Abejas a bordo

[Bees on the Boat Deck ]
Año: 
1936
Género: 
Público: 
Editorial: 
Aguilar
Ciudad: 
Madrid
Año de publicación: 
1962
Páginas: 
68
Valoración moral: 
Género: Literatura
Sin inconvenientes.
Algunos inconvenientes morales.
Presenta pasajes de cierta entidad contrarios a la fe o la moral.
Presenta pasajes escabrosos o un fondo ideológico general que puede confundir a personas con una escasa formación cristiana.
Abundan los pasajes escabrosos o un fondo ideológico contrario o extraño a los valores cristianos.
Por sus contenidos explícitos, la obra contraría la fe o la moral de la Iglesia Católica o el cristianismo en general.
Calidad literaria: 
Recomendable: 
Transmite valores: 
Contenido sexual: 
Contenido violento: 
Lenguaje vulgar u obsceno: 
Ideas contrarias a la doctrina de la Iglesia: 
La calificación de las distintas categorías proviene de la opinión de los colaboradores de Delibris

Comedia estrenada en Londres en mayo de 1936, con patentes aciertos respecto a los personajes, nítidamente trazados, y a la carpintería escénica, en este caso la cubierta de un buque –el Gloriana- encallado en un estuario, de forma que los actores se mueven con libertad entrando y saliendo en los camarotes o dialogando en el terreno de la orilla, en el que se apoya el barco. Fue una de las piezas dramáticas preferidas por el propio Priestley.

Abejas a bordo es un intento de sátira política en términos de comedia, con un claro simbolismo. Por entonces, en la Europa de 1936, con la experiencia del creciente poder nazi, ya se palpaba la amenaza de la II Guerra Mundial. Los personajes conversan sobre las opciones más convenientes para resolver la pretensión de uno de ellos, ingenuo científico que pretende experimentar la potencia de su recién descubierto explosivo volando el barco Gloriana, útil todavía pero encallado y de explotación comercial ruinosa.

Delante del Gloriana entrarán en liza dialéctica los nobles de la cámara de los Lores, los oficiales del buque, pero también los marinos y los técnicos -el jefe de máquinas-, el pueblo llano, los policías, e incluso dos mujeres, cada uno con su propia visión del problema. La comedia se desenvuelve en términos de un fair play, como es lógico entre ingleses, y termina de forma abierta: quizá suavemente a favor de las izquierdas pero con un claro descarte de Marx y del pesimismo de Schopenhauer, expresa y reiteradamente citados.

Autor: Fernando Jadraque Sánchez, España, 2019